Skip to content
Cultura de Seguridad Alimentaria

7 claves para entender porque la cultura de seguridad alimentaria genera confianza

La cultura de seguridad alimentaria es un componente esencial en cualquier organización dedicada a la producción y distribución de alimentos. Aunque para los profesionales más vinculados a departamentos de calidad se trata de un hecho evidente, es interesante recordar algunos conceptos base que nos ayudan a poner en valor su importancia en las organizaciones del sector HORECA.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cultura de la seguridad alimentaria se define como “el conjunto de valores, actitudes, competencias y patrones de comportamiento que determinan el compromiso de una organización con el manejo de riesgos de seguridad alimentaria”. Esta definición subraya la importancia de crear un ambiente de transparencia donde la seguridad alimentaria sea una prioridad, en todas las etapas de producción y suministro de alimentos.

A continuación, te ofrecemos 7 razones para promover la cultura de seguridad alimentaria como motor de confianza en cualquier empresa del sector HORECA, especialmente para los consumidores:

  1. Prevención de intoxicaciones alimentarias:

Una cultura de seguridad alimentaria promueve la prevención de enfermedades causadas por la ingesta de agua o alimentos contaminados con microorganismos patógenos tales como bacterias, virus, parásitos o sus toxinas. Estas se agrupan dentro de la categoría de las intoxicaciones alimentarias, como puede ser la Listeriosis, causada por la ingestión de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes. Esta bacteria puede encontrarse en alimentos como quesos blandos, leche no pasteurizada, y productos cárnicos procesados.

Una empresa con una cultura de seguridad alimentaria correctamente implementada fomenta prácticas de higiene adecuadas, control de temperatura o la manipulación segura de alimentos, lo que ayuda a prevenir la aparición de estas enfermedades.

  2. Cumplimiento con normativas internacionales como el Códex Alimentarius:

La segunda razón por la que merece la pena considerar la cultura de la seguridad alimentaria es de tipo reglamentario. El Códex Alimentarius es un conjunto de normas alimentarias internacionales, cuyo objetivo principal es proteger la salud de los consumidores y asegurar prácticas equitativas en el comercio de alimentos. Este aspecto es fundamental para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos.

Este código, desarrollado por la Comisión del Códex Alimentarius (FAO/OMS), abarca diversos temas alimentarios como higiene, aditivos, contaminantes, etiquetado, métodos de análisis y sistemas de gestión de inocuidad. Regularmente, expertos globales revisan y actualizan estas normas para reflejar avances científicos y tecnológicos en seguridad alimentaria.

La empresa que cultiva una cultura de seguridad alimentaria ayuda a asegurar que los procesos cumplan con estos estándares reconocidos a nivel mundial. Cuando los consumidores saben que los productos que consumen cumplen con estos estándares, se sienten más seguros y confiados en su compra.

    3. Implementación efectiva de sistemas HACCP y trazabilidad:

Toda empresa HORECA lo sabe, pero vale la pena subrayarlo: la implementación de sistemas HACCP (Análisis de peligros y puntos críticos de control) y trazabilidad son esenciales para poder identificar y controlar los riesgos en la producción de alimentos. Una cultura de seguridad alimentaria facilita la adopción y mantenimiento de estos sistemas, asegurando la inocuidad de los productos. En Allsaphi desarrollamos soluciones personalizadas para digitalizar registros, lo que contribuye decididamente a implementar los sistemas HACCP de una forma eficaz.

Cabe destacar también la utilidad de implementar sistemas de HACCP en el contexto de las auditorías. Se puede dar el caso de que un auditor externo pida a una empresa hacer un recall ficticio o un ejercicio de recall para probar si su sistema de calidad está preparado para realizar una actividad correctiva. En esta situación es imprescindible haber digitalizado el plan de haccp, lo que facilitará la operación de control.

    4. Garantía de prerrequisitos HACCP:

En este contexto, otro gran motivo está relacionado con la búsqueda de la inocuidad alimentaria. Y es que los prerrequisitos del HACCP, como la limpieza y desinfección de instalaciones, son fundamentales para el funcionamiento efectivo del sistema. Una cultura de seguridad alimentaria promueve el cumplimiento riguroso de estas condiciones previas para minimizar los riesgos asociados con la producción y manipulación de alimentos. Eso sí, para garantizar la eficacia y el éxito del sistema HACCP en la prevención de peligros alimentarios, se debe implementar previamente.

    5. Mejora del control de trazabilidad:

Cualquier empresa del sector HORECA lo tiene claro: la trazabilidad es crucial para identificar y retirar del mercado productos contaminados o defectuosos. Hoy en día una empresa comprometida con la cultura de seguridad alimentaria promueve la digitalización de registros y sistemas de control de trazabilidad para una respuesta rápida y efectiva ante incidentes. Sin duda, un sistema HACCP digital implementado a través de un software para la gestión de calidad alimentaria es de gran ayuda para este tipo de control. Como nos ha manifestado un cliente de Allsaphi tras implementar HACCP en Barcelona, se trata de “Un antes y un después”.

    6. Cumplimiento con normativas internacionales como la ISO 22000:

La ISO 22000 de seguridad alimentaria establece requisitos para los sistemas de gestión en este ámbito. Una cultura de seguridad alimentaria ayuda a las organizaciones a cumplir con estos estándares, garantizando la seguridad y calidad de los alimentos.

    7. Fortalecimiento del compromiso de la organización con la Seguridad Alimentaria:

Como motivo global y a modo de resumen, la cultura de seguridad alimentaria es fundamental por distintos motivos:  proteger la salud pública, garantizar el cumplimiento de estándares internacionales, implementar sistemas efectivos como el HACCP, asegurar condiciones óptimas de producción, facilitar el control de trazabilidad y cumplir con las normativas internacionales como la ISO 22000. En Allsaphi somos promotores de esta cultura de seguridad alimentaria. Al fomentarla, las organizaciones pueden fortalecer su compromiso con la seguridad y la calidad de los alimentos que producen y distribuyen.

Vale la pena tenerlo en cuenta. Sabemos que un enfoque sólido en seguridad alimentaria proporciona a los consumidores la tranquilidad de que los productos que están adquiriendo son seguros, de alta calidad y cumplen con los estándares establecidos, lo que aumenta su confianza en la marca y fomenta la fidelidad del cliente.

¿Te interesa mejorar la seguridad alimentaria de tu empresa? Contáctanos ahora para obtener más información sobre cómo nuestras soluciones en software HACCP pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos y generar mayor confianza en tus públicos y consumidores.

Back To Top